jueves, 19 de marzo de 2009

Madrid, la ciudad de los hombres sin patria

Cuenta la leyenda que tras la caída de Troya, el príncipe Bianor y unos pocos supervivientes huyeron de la masacre hacia Grecia. Desde allí se trasladaron a Albania, donde Bianor fundó un reino donde se asentaron.

A la muerte de Bianor, su hijo Tiberis le sucedió en el trono. Tiberis tuvo dos hijos, su hijo legitimo Tiberis que era su heredero, y Bianor, nacido de los amores de Tiberis con una bella aldeana llamada Mantua. Para evitar que a su muerte los hermanos pudieran disputarse el trono, Tiberis dio a Mantua una fabulosa fortuna con una única condición, debía de irse de su reino con su hijo y no regresar jamás.

Mantua y su hijo partieron rumbo a Italia donde ella fundó la ciudad de Manto, conocida actualmente como Mantova.

Cuando Bianor se convirtió en hombre el dios Apolo se le apareció en sueños para decirle que debía rehusar el trono que le ofrecía su madre y partir inmediatamente con sus hombres en dirección a la tierra donde muere el sol. Pese a las súplicas y ruegos de su madre, Bianor decidió obedecer a Apolo y antes de partir, aconsejado por Mantua, se puso el apodo de Ocno, que significaba "el don de ver el porvenir en los sueños".

El viaje de Ocno duró diez años. Una noche Apolo volvió a presentarse ante él en sueños para indicarle que era en ese mismo lugar donde debía fundar una ciudad a la que tendría que ofrendar su propia vida.

Por la mañana Ocno, con sorpresa, pudo ver un terreno apacible, rico en vegetación de encinas y madroños y con abundante agua. Cerca de su campamento unas bondadosas gentes pasteaban sus rebaños, se hacían llamar "Carpetanos" o "Los sin ciudad", ya que era un pueblo nómada que esperaban una señal de los dioses para poder asentarse en algún lugar.

Cuando Ocno se enteró de esto les contó su sueño. Inmediatamente empezaron a construir una muralla, un templo, un palacio y casas. Una vez terminada la ciudad, el conflicto estalló entre sus habitantes debido a que era el momento de consagrar la ciudad a un dios, y pese a que Ocno y sus hombres querían consagrarlo a Apolo, los demás eran partidarios de diversas divinidades, volviéndose un enfrentamiento insuperable.

Al ver que no había manera de llegar a un entendimiento, Ocno volvió a convocar a Apolo en sus sueños para suplicarle que les diera una solución aceptable para todos. Apolo acudió a su llamada y le ordenó dos cosas para que cesara la discordia y poder salvar así a la ciudad: la primera, era que la ciudad debía ser consagrada a la diosa Metragirta, llamada también Cibeles, diosa de la tierra, hija de Cronos; y la segunda, que había llegado el momento de que Ocno ofreciera en sacrificio su propia vida por la salvación de la ciudad.

Al día siguiente, Ocno transmitió su sueño a las gentes de la ciudad y mandó construir un pozo profundo. Una vez terminado, se introdujo en el mismo y mandó tapar la boca del pozo con una enorme losa tallada.

Todo el pueblo se sentó alrededor del pozo mientras oraban y entonaban cantos fúnebres, hasta que, la última noche de aquella luna, se desató una terrible tormenta y de las cumbres de Guadarrama descendió en una nube la diosa Cibeles, arrancando a Ocno de su tumba y haciéndolo desaparecer con ella.

Desde aquel momento la ciudad se llamó con el nombre de la diosa, Metragirta. Después, pasó a ser Magerit, y de este pasó a llamarse Madrid, "la ciudad de los hombres sin patria".

Espero que os haya gustado.

Besos

32 comentarios:

silvina dijo...

hola, pase a saludarte

Victoria dijo...

Y yo

shalgui dijo...

y yo tambien eh?

reyna dijo...

hola soy Reyes he tenido que cambiar mi blog os dejo la direccion:
masquever-reyna.blogspot.com

Victoria dijo...

¡¡¡he terminado el curso!!

madrid dijo...

hola

silvina dijo...

hola

shalgui dijo...

interesante

loli-laura dijo...

hola que tal

madrid dijo...

hola

Victoria dijo...

Así le teníamos tanto cariño a La Cibeles, lástina que ya no sea así.

loli-laura dijo...

que curioso

madrid dijo...

hola

Victoria dijo...

Reholas... ayer vi una foto muy curiosa de La Cibeles en la aque curiosamente el monumento no sale, a ver si te mando el correo

madrid dijo...

hola

Victoria dijo...

hola

loli-laura dijo...

hola

madrid dijo...

hola

Helena dijo...

HOLA!

Victoria dijo...

Más cositas, más

vaguiol dijo...

Un saludo

Helena dijo...

ok

silvina dijo...

hola

madrid dijo...

ok

madrid dijo...

hola

Helena dijo...

HOLA

natalia dijo...

hola

madrid dijo...

ok

vaguiol dijo...

hola

madrid dijo...

hola

natalia dijo...

ok

madrid dijo...

hola